9 Principales Beneficios de las Aceitunas para la salud

Puede que sean pequeñas, pero ¿sabías que la nutrición de las aceitunas es muy saludable? Es cierto. Conocidas sobre todo por la elaboración de un aceite de oliva versátil y rico en beneficios, las aceitunas están repletas de ricos fitonutrientes y son conocidas por su alto contenido en vitamina E, antioxidantes que combaten el cáncer y beneficios cardiovasculares. Pero eso no es todo. ¿Qué más aporta la nutrición de las aceitunas? Echemos un vistazo.

¡Aprende todo sobre las aceitunas y olivas caseras!

¿Qué son las aceitunas?

Conocidas sobre todo por su aceite, las aceitunas se consumen en todo el mundo. Originarias de las regiones mediterráneas de Asia, Europa y África, las aceitunas vienen en muchos tamaños y variedades, y ofrecen una serie de grandes beneficios para la salud.

Las aceitunas son un componente principal de la nutritiva dieta mediterránea, que da prioridad a las grasas buenas y fomenta el aceite de oliva como principal fuente de grasa en la dieta. La dieta no fomenta la reducción de las grasas, sino la sustitución de las grasas no saludables por otras saludables, como las monoinsaturadas, que se encuentran en las aceitunas.

¿La aceituna es una fruta o una verdura?

Si alguien preguntara si las aceitunas son una fruta o una verdura, la mayoría de la gente probablemente no sabría la respuesta. Las aceitunas parecen estar en una categoría propia, cuando en realidad son una fruta llamada drupa (o fruta de hueso).

Las drupas se caracterizan por tener un hueso duro en el centro que contiene una semilla, rodeada de un fruto carnoso. Su alto contenido en grasa las convierte en una fruta extraña, pero están estrechamente relacionadas con los melocotones, los mangos e incluso las almendras.

Datos interesantes sobre las aceitunas

El olivo es un árbol corto y robusto que suele alcanzar una altura de 25 a 50 pies.

Las aceitunas se cosechan desde hace entre 6.000 y 8.000 años en la región del Mediterráneo oriental.

La rama de olivo ha sido durante mucho tiempo un símbolo de paz y victoria. La aceituna tardaba años en cultivarse, y los cultivadores esperaban décadas para cosechar los frutos. Debido al tiempo y la paciencia necesarios, se suponía que los que elegían cultivar aceitunas planeaban vivir una vida larga y pacífica.

En el arte cristiano primitivo, la rama de olivo aparece con una paloma para simbolizar la paz y el Espíritu Santo en los Evangelios. En la mitología de la antigua Grecia, Atenea competía con Poseidón para gobernar Atenas. Atenea ganó tras plantar el primer olivo porque la corte de dioses y diosas decidió que era el mejor regalo.

Las aceitunas se cosechan de octubre a enero. Los frutos del olivo no se pueden comer del árbol, ya que son duros y amargos. Las aceitunas que no se utilizan para la obtención de aceite se recogen a mano para evitar que se magullen.

Beneficios para la salud

Proporcionan toneladas de antioxidantes

Se ha demostrado que la oxidación en el cuerpo está relacionada con la progresión y el crecimiento de muchas enfermedades, como las cardiopatías y el cáncer.

Las aceitunas son un alimento con alto contenido en antioxidantes que aportan principalmente polifenoles, que son antioxidantes que tienen efectos probados contra el cáncer, antidiabéticos, antienvejecimiento y neuroprotectores.

Las aceitunas incluso ayudan a aumentar los niveles de glutatión en sangre, que es uno de los nutrientes antioxidantes más importantes del organismo por su capacidad de reciclar los antioxidantes. Aunque cada forma de aceituna tiene distintos niveles de antioxidantes, éstos están presentes en todas ellas.

Los beneficios de los antioxidantes como los que se encuentran en las aceitunas trascienden casi todos los sistemas del cuerpo y pueden ser un factor importante en la prevención y el tratamiento de enfermedades.

Reducen el colesterol y la presión arterial alta

Como las aceitunas son una buena fuente de «grasas buenas», no dañan las arterias como lo hacen otras grasas. Los estudios han demostrado la capacidad de las aceitunas para reducir la presión arterial y ayudar a controlar y reducir el colesterol también.

Los efectos hipotensores (disminución de la presión arterial) de las aceitunas se deben al ácido oleico que contienen. Los estudios han demostrado una disminución significativa de la presión arterial y de la inflamación cardiovascular general tras el consumo de aceitunas, aceite de oliva y otros alimentos de la dieta mediterránea.

Aliviar el dolor

La inflamación está en la raíz de las enfermedades, el dolor y las lesiones en el cuerpo. Los analgésicos AINE son eficaces para frenar el dolor, pero dañan otros sistemas corporales. Las aceitunas son un ibuprofeno natural. Inhiben el crecimiento de las enzimas que crean la inflamación y, por tanto, funcionan como un analgésico natural. La inflamación también desempeña un papel importante en las enfermedades cardiovasculares, que es otra razón por la que las aceitunas son saludables para el corazón.

Tratamiento y prevención del cáncer

La región mediterránea tiene niveles sustancialmente más bajos de cáncer que los países europeos y americanos. Los compuestos fenólicos de las aceitunas han demostrado su capacidad antitumoral, especialmente en el pecho, el colon y el estómago. Al igual que con la mayoría de las terapias dietéticas contra el cáncer, las perspectivas son prometedoras, pero se necesita más investigación.

Funcionan como probióticos naturales

Una revisión de estudios publicada demostró que los compuestos fenólicos de las aceitunas pueden aumentar el número de bifidobacterias buenas, que producen vitaminas y sustancias químicas antibacterianas en el organismo. Por lo tanto, las aceitunas mejoran la salud intestinal y potencian la función del microbioma.

Menor riesgo de diabetes y obesidad

Dado que las aceitunas tienen un alto contenido en grasas monoinsaturadas, reducen en gran medida el riesgo de padecer diabetes de tipo 2 y obesidad cuando se sustituyen por alimentos que contienen otras grasas más perjudiciales.

Los antioxidantes de las aceitunas también ayudan a inhibir el daño del estrés oxidativo relacionado con la diabetes, lo que hace que las aceitunas sean un tratamiento eficaz para la hiperglucemia y las complicaciones diabéticas.

Ayuda a combatir las infecciones

Muchos estudios demuestran la eficacia de las aceitunas para combatir ciertas infecciones microbianas, víricas y fúngicas. El fruto del olivo y el extracto de hoja de olivo se han utilizado en esta capacidad en la medicina popular y recientemente se ha demostrado en estudios. Cuando se probó, el extracto de aceituna inhibió el crecimiento de una serie de infecciones víricas, fúngicas y bacterianas, incluido el SARM.

Previene la osteoporosis

Los polifenoles del olivo son beneficiosos para prevenir la pérdida de masa ósea. Muchos estudios han demostrado la eficacia de estos compuestos en la formación y el mantenimiento de los huesos. Gracias a los fitonutrientes que aporta la nutrición de las aceitunas, éstas deberían añadirse a cualquier tratamiento de la dieta para la osteoporosis.

Leave a Reply