Templo de Artemisa en Éfeso, Asia Menor (actual Turquía)

El templo está situado en Jonia, en la antigua ciudad de Éfeso, a 50 kilómetros de la ciudad de Izmir, el puerto de la actual Turquía. El templo está dedicado a la diosa griega de la caza y la naturaleza salvaje, a la que los romanos llamaban Diana.

Los orígenes del templo de Artemisa

El Templo de Artemisa fue construido hacia el año 560 a.C. por Teodoros de Samos, Ctésiphon y Metagenès. Su construcción comenzó bajo el reinado del rey Creso de Lidia y duró casi 120 años.

Este templo es considerado una de las siete maravillas del mundo antiguo. El Templo de Artemisa fue destruido por un incendio en el año 356 a.C. Tras varios intentos de reconstrucción, la llegada del cristianismo a la región provocó el abandono del templo.

La historia del templo

Plinio el Viejo describe el monumento como el templo más grande de Grecia, enteramente de mármol y de 377 pies de largo (unos 115 metros) y 180 pies de ancho (unos 55 metros). Estas medidas siguen planteando muchos problemas de interpretación en estos momentos.

Esta región de Asia Menor fue considerada por los griegos como una región dentro de su esfera de influencia. El lado de la actual Anatolia fue sembrado con colonias griegas. Fue en esta región donde tuvo lugar la famosa Guerra de Troya.

La ciudad de Éfeso ha pasado por la historia del cristianismo y del Islam, pero el templo de Artemisa ha sido olvidado. De hecho, la ciudad era una de las siete iglesias de Asia. En el siglo V se celebraron dos concilios en Éfeso. En la época bizantina y luego musulmana esta ciudad tenía una importancia estratégica.

El sitio del templo fue redescubierto en 1869 por una expedición patrocinada por el Museo Británico. El templo estaba compuesto por varios edificios que los arqueólogos bautizaban con letras, el edificio más antiguo e importante era el D.
Plinio el Viejo no distingue entre los templos arcaicos, es decir, anteriores a los griegos, y el templo helénico mismo.

Hoy en día

Del templo de Artemisa sólo se conservan algunos fragmentos de friso y algunas columnas del templo posterior. Actualmente todavía existe turismo para visitar la ciudad de Éfeso, pero del templo de Artemisa sólo queda una columna erigida como monumento conmemorativo. Incluso hay algunos proyectos para reconstruir el templo de Artemisa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *