Principio de electrólisis e interés industrial

La electrólisis es un fenómeno químico que implica la transferencia de electrones. Es un proceso que tiene un gran número de aplicaciones industriales. El conjunto electrolítico tiene al menos dos electrodos llamados ánodo y cátodo que implican reacciones de oxidación y reducción respectivamente. La transferencia de electrones se realiza en un medio conductor, generalmente acuoso, que permite el paso electrónico, y un generador eléctrico suministra la electricidad necesaria para la reacción.

Los fenómenos electrolíticos se estudian mediante un potenciostato y un sistema de 3 electrodos: un electrodo de trabajo, un contraelectrodo generalmente de platino y un electrodo de referencia. Este dispositivo permite dibujar curvas de intensidad-potencial. La voltamperometría cíclica también permite estudiar los pares redox. El estudio de los fenómenos de corrosión es también un área en la que intervienen reacciones electroquímicas.

Su uso industrial

En la industria, la electrólisis se utiliza ampliamente para la producción de potasio, sodio o incluso calcio. Este fenómeno tiene muchas otras aplicaciones:

  • purificación de metales por deposición electrolítica
  • Dosificación de metales como el cobre (uso de la ley de Faraday).
  • fabricación de lejía
  • deposición de metales decorativos (cromado decorativo)
  • Coloración y endurecimiento del aluminio (anodizado)
  • Producción de aluminio en medio fundido

En el mismo tipo de aplicación, es posible limpiar piezas viejas o de gran tamaño, conservándolas al mismo tiempo gracias a la electrólisis.

Baterías y baterías

Las baterías y las células eléctricas producen corriente a través de un fenómeno que es lo contrario de la electrólisis. Al provocar reacciones químicas, se produce una corriente eléctrica, cuya intensidad y duración dependerán de la cantidad de elementos químicos disponibles. Finalmente, uno de los usos más revolucionarios es la recuperación de la electrólisis para producir oxígeno, que es utilizado por cosmonautas o en submarinos.

Este fenómeno de electrólisis se utiliza sobre todo en las piscinas para limpiarlas, ya que el proceso permite fabricar el componente químico utilizado en las piscinas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *