Disfasia en niños y adultos con sus tratamientos

Se trata de una enfermedad poco conocida que afecta a aproximadamente el 2% de la población francesa, incluido el 1% de los niños, en particular los varones, o a unos 600.000 escolares. El origen de este trastorno es actualmente objeto de investigación médica y sigue siendo objeto de hipótesis.

Definición de disfasia

La disfasia, también conocida como «trastorno del lenguaje primario», afecta principalmente a la comprensión y expresión del lenguaje en niños o adultos. Es un trastorno del desarrollo y organización del sistema neurológico, presente desde el nacimiento. Este problema puede ocurrir más tarde, como resultado de una apoplejía o de una variedad de causas, y luego se denominará «afasia».

Este trastorno estructural se refiere principalmente al lenguaje oral. Otras funciones motoras o sensoriales se desarrollarán normalmente o pueden verse afectadas de manera más leve.

Las consecuencias de la disfasia están relacionadas con la recepción y comprensión del lenguaje, la producción de sonidos y la disposición de palabras dentro de una frase. El lenguaje disfásico se compone de fragmentos, de fragmentos de palabras, puede ser suficiente para que un niño se haga entender en su vida cotidiana, pero sin embargo tendrá graves consecuencias para su carrera escolar. De hecho, un retraso en la formulación del lenguaje oral, una herramienta esencial para el buen progreso académico, afectará inevitablemente a la adquisición del lenguaje escrito y, en consecuencia, al aprendizaje académico en general.

Existen diferentes formas de disfasia que se presentan como simples retrasos del habla con formulaciones incorrectas o incluso ininteligibles, dificultades para encontrar palabras, dificultades para comprender o para diferenciar ciertos sonidos.

La disfasia, al afectar la comprensión y la expresión del lenguaje, se arraiga de manera duradera, a diferencia de un simple retraso del lenguaje que puede ser atrapado en el tiempo. Por lo tanto, se trata de una enfermedad grave y duradera que debe ser tratada lo antes posible.

Tratamientos adaptados

La medicina tradicional no ofrece ningún tratamiento alopático, homeopático o quirúrgico para niños con disfasia grave. La logopedia es la principal terapia para el control de los trastornos de la disfasia. Primero hará un diagnóstico preciso y luego ayudará al niño en su comunicación. La rehabilitación es larga y el progreso es lento, lo que requiere la ayuda constante de los padres en el hogar.

El niño también puede someterse a una rehabilitación de mimogesture que reducirá la tensión y la ansiedad y le ayudará cuando las palabras no lleguen. El niño tendrá que usar gestos cuando falten palabras. El terapeuta también acompañará su habla con gestos que ayudarán al niño a comprender y reproducir mejor las palabras.

La fisioterapia, a través del trabajo corporal, permite a los niños privados de palabras encontrar nuevos puntos de referencia y utilizar las sensaciones corporales para percibir y comprender mejor su entorno. Si hay otros trastornos además de los relacionados con el lenguaje, la terapia puede completarse con el control de un psicólogo, un psiquiatra infantil o un terapeuta psicomotor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *